Publicado el

Un pelo sano es un pelo bonito

El pelo ha sido y sigue siendo un símbolo de belleza y salud. Pero hay factores que influyen en esa salud capilar provocando la caída o rotura del cabello y que su aspecto no sea el deseado. Vamos a explicarte como en nuestro P14 encontraras un aliado para controlar la caída y tener un pelo más sano y bonito.

Fotografía de Helena Ije

El envejecimiento, la genética, los cambios de peso, desordenes hormonales, algunos medicamentos, son factores que pueden influir.

A veces son situaciones transitorias y nuestro pelo mejora a la misma vez que mejora nuestra situación.

Si hablamos de alopecia, debemos distinguir entre la masculina y la femenina, aunque hay factores comunes entre ellas, las razones por las que se produce y el desarrollo son diferentes. Debemos aclarar que sea cual sea la razón el diagnostico debe ser siempre por parte de un profesional.

Pelo sano con un buen crecimiento

Ya sabemos que lo primero es un pelo sano para conseguir tenerlo más bonito y que ese saneamiento debe empezar en la raíz. Hablemos primero de como funciona el crecimiento de nuestro cabello, así sabremos distinguir mejor los signos de alerta y como controlar la caída del pelo.

El folículo piloso es la parte de la piel que da crecimiento al cabello. La cantidad de cabellos puede depender del tipo y color del pelo. Las personas pelirrojas tienen alrededor de 90.000, las morenas o castañas sobre 105.000 y en las rubias la cantidad asciende hasta 140.000. La cantidad de folículos y cabellos no es la misma porque no todos las folículos tienen pelo al mismo tiempo. El cabello tiene tres fases de crecimiento: Anágena( fase de crecimiento), Catágena ( fase de Involución) y Telógena (fase de caída). Entre la primera y la tercera fase pueden pasar entre 6 u 8 años. Debido a estas fases de crecimiento es normal perder de 50 a 100 cabellos al día.

El pelo crece una media de 0,4-0,5 mm al día, es decir unos 15 cm al año, pero esto no es igual en todas las personas, según factores genéticos, nutricionales, metabólicos y hormonales el crecimiento variará. Incluso en una misma persona puede tener épocas de diferencias en el crecimiento, de hay que haya personas que consiguen tener una melena en poco tiempo y otras en cambio les cuesta.

Tipos de caída o alopecia

Alopecia androgénica o calvicie hereditaria, es la más frecuente entre los varones, el 75%. Es lo que comúnmente decimos que «clarea» porque la densidad capilar disminuye. Más del 60% es hereditaria, es decir que suele haber antecedentes familiares directos, aunque hay casos, los menos, en que esto no es así. La razón de esta alopecia la encontramos en las hormonas masculinas, andrógenos, los folículos pilosos de la zona frontal y coronilla son más sensibles que el resto a las hormonas y se van haciendo más finos, y si no se remedia terminan por desaparecer. Esta alopecia suele aparecer entre los 20 -25 años, aunque hay casos de edades más tempranas, y avanza con la edad. El proceso dependiendo de la persona puede ser muy rápido o tardar años.

En las mujeres también se da pero de forma diferente, suele aparecer a partir de la menopausia y la caída es más generalizada, con perdida de densidad, especialmente en la parte superior de la cabeza, pero en raras ocasiones la perdida es total.

Efluvio telógeno o caída por stress, se produce cuando el número de folículos que se encuentran en la fase tercera, la de caída, supera a los que se encuentran en la fase primera, de crecimiento, puede ser agudo o crónico. La causa puede ser física o emocional, la caída es generalizada, y el pelo vuelve a crecer, no se pierde el folículo.

Alopecia areata, su origen es autoinmune y se desconoce su causa. Su aparición es muy rápida en forma de zonas circulares de diferentes tamaños. El pelo no cae, se rompe en su misma base, con un tratamiento adecuado prescrito por especialista con corticoides, inmunosupresores o inmunoterapia se frenará su avance y el pelo volverá a crecer.

Alopecia frontal fibrosante, es cicatrizal de origen autoinmune y hormonal. Suele ser más común en mujeres a partir de los 50 años, aunque cada vez empieza a verse en mujeres más jóvenes. La perdida se produce en las cejas y la zona frontal (frente y patillas). el tratamiento es con antiandrógenos y antiinflamatorios.

Alopecia traumática, es provocada por traumatismos físicos, la lesión se produce en el cuero cabelludo por agentes externos.

Estas suelen ser las más frecuentes, pero hay más de 100 tipos distintos: traccional, liguen plano pilar, foliculitis decalvante, infección en el cuero cabelludo, por una afección emocional, etc.,

De hecho los estudios reflejan que hasta un 30% de las mujeres sufrirá a lo largo de su vida algún tipo de alopecia.

No todos los problemas son directamente del pelo, la piel del cuero cabelludo puede enfermar y tener una repercusión en los tallos pilosos. También puede producirse por algún tipo de enfermedad del organismo: tiroides , anemia, falta de hierro, lupus, soriasis.

Por supuesto no debemos olvidar los más comunes la caspa y la grasa. También son culpables de la caída y a veces parecen imposible de controlar.

Nuestro P14 Loción Capilar, de próximo lanzamiento, aplicado en el cuero cabelludo, después del lavado, nivelará el Ph de la piel, contribuirá a correguir la caspa y la grasa, y mejorará el crecimiento colaborando en frenar la caída; consiguiendo así que el pelo crezca más sano y bonito, o lo que es lo mismo fuerte y resistente a las agresiones de cualquier tipo. Y con todo ello notaras que el pelo se mantiene más tiempo limpio.

Comparte